Tirenaid - Historia hasta ahora.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Tirenaid - Historia hasta ahora.

Mensaje por Admin gruñon el Jue Feb 16, 2017 2:49 am

Libro I


Capitulo I - Ravenholme










Marcellus Trevanus, general imperial, ha puesto bajo asedio durante mas de dos meses a la ciudad de Ravenholme, la cual se ha rebelado al emperador. Lucio Clypeus, un antiguo general y héroe de guerra, lidera las tropas con un fervor y valentía que inspira a sus soldados a cumplir con sus tareas sin dudar, sin embargo los grandes comerciantes, los verdaderos dueños del lugar, quienes poco entienden de lealtad y mucho de oro, miran en silencio que bando tendrá la victoria antes de ofrecer ayuda. Durante un mes Clypeus ha mantenido a raya a las tropas de Trevanus, liderando a sus fuerza desde las murallas, rechazando cada asalto. Pero el imperial tiene mas soldados, guerreros probados en aplastar otros rebeldes y esclavos mientras que el defensor apenas posee guardias de la ciudad, algunos soldados demasiado viejos o jóvenes, guerreros heridos y un grupo de mercenarios de dudoso valor que los comerciantes se han ofrecido a pagar con reticencia.

Fue de mañana, con un sol perezoso asomando por entre los confines de la vista. El mundo tembló, o quizás fueron las piernas cobardes cuya lealtad comenzó a dudar lo que tembló en verdad. El golpe de gracia, asesino y condenatorio para los defensores no llego en la punta de una espada bañándose en sangre, deteniendo los corazones. Fue bañada en tina, sobre blanco papel rugoso. De toda las palabras que aquella misiva funesta incluían, solo una frase tenia sentido ser leída: "El imperio ha caído".
Sobre las calles cuerpos desnudos, saqueados por mercenarios sin honor, decoran una senda de traición vulgar. Clypeus, furioso, apenas logra escapar junto a su guardia personal en los barrios mas bajos de Ravenholme, donde las masas aun lo apoyan y protegen de sus cazadores. Mientras tanto los comerciantes se dan el lujo de manchar sus túnicas con la sangre de los rebeldes muertos para recibir a Trevanus como si de un emperador que regresa de la guerra glorioso se tratase intentando comprar, así, su favor y apoyo.

Poco dura el nuevo amor entre el general y los comerciantes. El primero, leal a Caelum, ha colgado el estandarte del águila en el palacio de la ciudad manteniendo vivo el imperio, aunque solo fuese en esa ciudad; mientras los comerciantes ven la oportunidad de liberarse, de formar un reino nuevo bajo su propio poder, guía y, por encima de todo, según sus intereses.
Solo unos pocos días pasan antes de que la ciudad se vuelva un hormiguero. Trevanus se niega a abandonar al imperio a pesar de las ofertas de los comerciantes y las noticias de su caída. Sin pensarlo dos veces, hace arrestar a los comerciantes por traición, pero a su pesar el poder y la influencia de estos es suficiente como para darse el lujo de intentar asesinar al general sin preocuparse por las consecuencias. Trevanus, al igual que Clypeus, huye de los traicioneros comerciantes y se refugia en su campamento en la zona suroeste y hace sellar las tres entradas a la ciudad. Ravenholme seguía asediada, solo que esta vez la guerra existía dentro de la ciudad.

Y asi es como todo comienza, con la ciudad sellada por dentro. Con la tensión previa al gran conflicto a punto de comenzar. Con cada gran aventurero encerrado en Ravenholme pudiendo cambiar la balanza del futuro de la ciudad, de sus habitantes y, tal vez, del continente, sin siquiera proponerselo.
avatar
Mensajes : 24

Fecha de inscripción : 28/03/2016

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.